EL NÀSTIC JUGÓ AYER UN AMISTOSO ANTE LA POBLA EN EL QUE VENCIÓ 1-0

Las primeras pruebas de Kiko Ramírez

 
 

Campo Claro fue testigo ayer sábado del primer amistoso de pretemporada del Nàstic de Tarragona. Más que un amistoso, fue un encuentro de entrenamiento, donde el entrenador grana, Kiko Ramírez, pudo realizar diversas pruebas de cara al serio test que le medirá al Espanyol el martes en el Nou Estadi. El resultado, 1-0 con gol de Eloy Gila, dejó entrever que falta engrasar la maquinaria ofensiva, a la que en breve podría unirse Jesús Perera.

Ramírez optó por el siguiente once inicial en el primer tiempo: Sergio López en la portería, con Benito, Mairata, Aleix Coch y Fran Vélez en defensa; Eugeni y Rodri en la medular acompañados de Dani Quintana, Oribe y Haro en la media punta y el citado Eloy como referencia.

En la segunda la alineación la formaron: Rubén Pérez bajo palos, Julio Rico, Xisco, Viale i Ñoño atrás, con Bezares i De Lerma de doble pivote y Bueno, Virgili y Calderón guardando la espalda a Peragón, que fue sustituido por Boniquet. El que no jugó fue uno de los que tienen que ser importantes arriba, Marcos Jiménez, mientras que algunos recién llegados como Haro y Bezares rayaron a buen nivel.

También dejó buenas sensaciones el filial tarraconsense, que dirige Iván Moreno. En todo momento se mostró serio y logró un resultado ajustado que habla del buen trabajo que se está realizando en la Pobla.
Ramírez se mostró satisfecho a la conclusión del envite: «Los jugadores están trabajando muy bien. Hay competividad en el equipo», dijo. Un centenar de aficionados se desplazaron a Campo Claro a ver el encuentro.

Foto | Gimnàstic de Tarragona

Sígueme

 
 
 
 
 

Escribir un comentario