➡ EL DELANTERO VOLVIÓ A SENTIRSE FUTBOLISTA TRAS CUATRO MESES KO

Dongou, un año para olvidar

Uno de los fichajes que despertó más ilusión y a la vez más escepticismo este verano en Can Nàstic fue el de Jean Marie Dongou Tsafack (Camerún, 1995) procedente del Real Zaragona. Ilusión por llegar con la vitola de jugadorazo, de depredador del área, de killer que garantiza lo que mejor sabe hacer: goles. Porque tras de sí cuenta con una trayectoria goleadora que le avala, unos números que hablan de un cazagoles salido de La Masia, la cantera del Barcelona, la misma que tantos cracks ha dado al mundo del fútbol. Y escepticismo por llegar lesionado. Y no poder jugar hasta final de año.

El calvario del ariete comenzó el mes de agosto de 2016, cuando en plena pretemporada con el equipo blanquillo, disputando un amistoso contra el Alavés en Vitoria, sufrió, según el diagnóstico, un esguince de grado III —el más grave y severo— en el ligamento lateral interno de la articulación derecha. Reapareció a finales de noviembre, ante el Reus Deportiu en La Romareda, y lo hizo de la mejor manera: marcando el gol del empate en el 89’. Aparentemente estaba recuperado, pero las molestias continuaban. No llegó a encontrar su mejor estado de forma.

El curso pasado acabó jugando un total de 527 minutos, repartidos en 14 partidos, cinco de ellos como titular; marcando además dos goles al Huesca en febrero en el único partido en el que completó los 90 minutos. Sus últimos minutos como jugador del Zaragoza los disputó el pasado 9 de abril, frente al Almería y en un choque correspondiente a la jornada 33. Entró en el minuto 72 por Edu Bedia en un choque en el que su presencia no tuvo incidencia en el marcador final (2-2). En este instante su rodilla pareció decir basta y tuvo que volver a parar.

No apareció en las convocatorias de César Laínez y el club maño informó el 15 de mayo que el delantero volvería a pasar por el quirófano, un día después, para ser intervenido por el Dr. Cugat del ligamento lateral interno de su rodilla derecha. Ser despedía así de la temporada y del Real Zaragoza, con quien terminaba contrato en junio y con el que ya sabía que no iba a renovar. Dongou llegó a la capital aragonesa en enero de 2016 procedente del Barcelona B (en Segunda B, por entonces), con el que rescindió su contrato, tras haber jugado en el equipo barcelonista desde los 13 años.

Sin equipo y en pleno proceso de recuperación, el Nàstic llamó a su puerta a mediados de agosto. Como cuando fichó por el Zaragoza, en el banquillo le esperaba Lluís Carreras, seguramente su principal aval. Sin embargo, apenas transcurrido un mes de competición, el destino del técnico está lejos de Tarragona, mientras Dongou sigue trabajando para recuperarse, esta vez sí, al 100%. En su contrato la entidad grana incluyó una cláusula por la cual si su evolución no es la esperada, podría romper de manera unilateral el acuerdo. Por lo pronto se cumplen los plazos y ayer ya se le vio trotar y tocar el balón en el anexo del Nou Estadi.

Ayer, tras llevar a cabo la primera parte del proceso en Barcelona, pisó suelo tarraconense para vestirse de corto y conocer a sus nuevos compañeros. A sus 22 años, después de haber debutado en el primer equipo del Barça de la mano del Tata Martino, de ser el extranjero con más partidos (132) en el filial barcelonista y de paladear los sinsabores del fútbol profesional con una lesión que le ha impedido continuar su progresión, el delantero espera que para principios de noviembre sea uno más del equipo y pueda volver a reeditar sus tardes de gloria en el Mini, las mismas que le llevaron a ser una de las perlas de la cantera barcelonista. Dongou ya ve la luz al final del túnel.

Otros granas están leyendo...

El Nàstic vs Barça B, suspendido

El Nàstic de Tarragona vs Barcelona B, que estaba previsto que se jugara este domingo a las 20:30 en

Seguir leyendo...

El Nàstic se queda ‘a punto’ (1-1)

Buen partido del Nàstic en tierras aragonesas. El equipo dirigido por Rodri, a pesar de jugar toda la segunda

Seguir leyendo...

Zaragoza vs Nàstic: a por el primer triunfo lejos de casa

Con menos urgencias que hace una semana, con la calma que da haber terminado con la sequía de victorias

Seguir leyendo...

Escribir un comentario:

Tu email no será publicado.

Mobile Sliding Menu